consumo agua gatos

El consumo de agua en gatos

Estamos acostumbrados a prestarle más atención a la comida de los mininos que a la calidad y cantidad del agua que estos consumen. ¿Qué tenemos que tener en cuenta en la correcta hidratación de nuestros gatos? Aunque no son animales excesivamente muy bebedores, hay detalles que debes tener en cuenta…

Debes saber que los gatos, como ocurre en otros tantos animales y también en las personas, pierden agua de forma constante: mediante la micción, las heces, la saliva e incluso mediante la respiración. Y más aún en épocas de mucho calor. En ocasiones apenas nos damos cuenta, el gato es de por sí un animal sigiloso y discreto y difícilmente nos llamará la atención bebiendo agua de su cuenco, no así comiendo su pienso. Y es que, aunque no sea demasiado amigo del agua, el gato necesita un correcto consumo de agua para su organismo.

Compra pienso de gato de buena calidad es muy importante para una buena alimentación e hidratación, y también no te olvides de que siempre tenga agua limpia y a una temperatura adecuada. El pienso con más fibra es muy sano para nuestros mininos pero también ten en cuenta que cuanta más fibra mayor también será la pérdida de agua. Esta pérdida es, cómo no, más importante al hacer pipí. De hecho, con alimento seco, alrededor de la mitad del agua consumida por nuestro gato es eliminada de esta manera mientras que con comida enlatada representa 2/3.

La orina del gato, a diferencia de la del perro, es mucho más concentrada por lo que también provoca que el gato sea más proclive a acumular cristales y formar cálculos renales. Por lo que es importante que el gato beba de forma adecuada. Los expertos recomiendan que el consumo por minino sea siempre en base a su peso corporal, entre 55 y 70 mililitros por kilo y día.  Eso sí, en verano o en periodos de lactancia o problemas de diarrea, ese consumo debe aumentar obligatoriamente.

¿Sabías que el gato tiene hasta 3 formas de conseguir agua? Mediante la bebida del agua en su cuenco, el alimento que come y el agua que se produce cuando son utilizados los carbohidratos, proteínas y grasas, aunque estos apenas representan el 15 % del agua que necesita. Cuando nuestro gato come latas se cubre en parte el agua que necesita pero esto no es suficiente.

Cómo estimular el consumo de agua en gatos

Por ello debemos estimularle a que beba agua ya que, como hemos apuntado anteriormente, el gato no es un animal demasiado bebedor: intenta que tenga acceso libre a su cuenco con agua, que el recipiente esté limpio y sea de acero inoxidable, renuévale el agua al menos dos veces al día y que la temperatura oscile entre los 5 y los 18 grados, ni más ni menos.

Y otro detalle sobre la bebida en gatos, ¿sabías que aunque tú no le veas tu gato bebe una media de unas 15 veces al día? Como lo oyes. Son pequeñitos sorbos gracias a su pequeña lengua pero deben ser los suficientes para una buena hidratación. Y otro consejo, si tu gato no es muy bebedor, ni se te ocurra sustituir el agua por leche. No es lo mismo. ¡Toma nota!