Perros senior: alimentación y consejos para el cuidado de los más mayores

Todos nuestros amigos caninos terminan convirtiéndose en perros sénior. Una etapa más de su vida en la que no tienen tanta energía, pero los mimos, los juegos, el ejercicio y la buena alimentación deben continuar presentes. Para que puedan tener una excelente calidad de vida es fundamental darles lo mejor. ¿Quieres saber qué consejos deberías tener en cuenta para su cuidado? Pues aquí te los contamos.

El ejercicio sigue siendo fundamental

Los perros sénior necesitan el ejercicio, pues algo que notarás en cuanto tu fiel amigo se haga mayor es que tenderá a ganar peso. Esto no es positivo, pues el sobrepeso le puede provocar problemas en el corazón. Para evitarlo, conviene que siga haciendo. Está claro que no va a tener tantas ganas, pero no importa. Es por su bien.

Una forma para que los perros sénior hagan ejercicio y se motiven para ello es jugar. ¿Qué es lo que más le gusta a tu perro? Tal vez que le tires la pelota, un palo o que lo lleves a un circuito para animales caninos que haya en algún parque. Si lo único que lo mueve es estar con otros perros, inténtalo también. Correrá, perseguirá y se divertirá al mismo tiempo que estará haciendo ejercicio. No lo olvides. Es importante.

Vela por su descanso

Descansar bien es muy importante para los perros sénior. Un buen descanso les permitirá sentirse con mayor energía cuando se despierten para jugar, ejercitarse y moverse. Por eso, no te olvides de velar por su descanso eligiendo la mejor cama y el lugar más idóneo de toda la casa. Aunque, debes tener algo en cuenta.

Los perros sénior son muy sensibles a los cambios de temperatura. Estar expuestos a ellos les puede causar algún que otro problema de salud. Por esta razón, al elegir el lugar en el que descansará tu mascota debes cerciorarte de que no habrá cambios de temperatura. Ya verás cómo estará mucho mejor y más sano.

Haz que se sienta acompañado

Aunque todos los perros necesitan cariño y sentirse acompañado, esto es todavía más importante para los perros sénior. Como están más pasivos que en otras etapas de su vida es muy posible que no les brindes la atención necesaria. Esto puede terminar entristeciendo a tu mascota, por lo que asegúrate de darle muchos mimos.

¿Cómo los perros sénior se pueden sentir acompañados? Pues al pasear con ellos (una manera de hacer ejercicio muy light), al jugar y pasar tiempo con ellos… Aunque a veces pueda no apetecerte porque estás muy ocupado, no escatimes en cariños y mimos. Créenos que estos perros los necesitan más que nunca.

La alimentación debe adaptarse a su edad

Finalmente, uno de los últimos consejos para el cuidado de los perros séniors es la alimentación. Elegir un pienso de calidad es fundamental en esta etapa de su vida por una simple razón, la tendencia al sobrepeso. Aunque tu perro haga ejercicio, si fallas en la alimentación puede haber un riesgo real de problemas de salud graves.

¿Qué pienso es el mejor para perros séniors? Pues uno que haya sido elaborado con ingredientes naturales que permitan una muy buena digestibilidad. Además, deben tener poco contenido en grasas. Esto es lo que vas a poder encontrar en Piensos Profine en la sección de adultos. Hay piensos de todos los sabores, pollo, salmón, cordero, etc. Revisa sus ingredientes, ¡los reconocerás todos porque son naturales!

En Pienso Profine solo queremos lo mejor para los perros séniors, así que si tu mascota está en esta etapa de su vida no te olvides de darle el mejor pienso acompañado de todos los demás consejos. Ejercicio, descanso, mimos… Todo en conjunto permitirán que tu fiel amigo tenga una calidad de vida excelente. Vamos, lo que se merece.

Cómo ayudar a adelgazar a mi perro

Es normal, nos miran con esa cara tan tierna que nos sabe mal no darles comida, ¿verdad? Sin embargo debemos ser fuertes, no por nada si no por su salud y para evitar que engorden más de la cuenta. Si por ellos fueran, estarían comiendo todo el día. ¿Tu perro tiene sobrepeso? Te contamos cómo ayudarle a que adelgace. Leer más

10 razones por las que adoptar un perro ¡y no comprar!

Este post sobraría si realmente todos amásemos profundamente y de una forma auténtica a los animales, porque lo que vamos a decir en realidad es algo que la mayoría tenemos más que interiorizado. No obstante, no está de más detenernos un momento a discernir sobre qué es lo que nos mueve por dentro cuando tomamos la decisión de traer un perro a casa.

Lo más importante de todo es que vamos a traer un nuevo miembro a nuestra familia, ya vivamos solos, en pareja o con niños. Y como tal, implica que no estamos adquiriendo un mueble ni un juguete, sino un ser vivo que requiere atención, cuidados, amor y que supone por nuestra parte, que asumamos una cierta responsabilidad diaria. Daremos 10 razones, aunque podríamos dar 10 millones.

 

¿Por qué adoptar un animal? 10 motivos

 

Sin ánimo de ser excesivamente críticos, no habría una ingente cantidad de animales solos esperando dueño si todos fuésemos mínimamente responsables y humanos, pero dado que la situación es la que es, intentemos poner nuestro grano de arena para solventar esta gran lacra social que son los que abandonan o maltratan a sus mascotas.

Vamos a ponernos en clave positiva porque aunque “a veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”  si has llegado hasta este post es porque dentro de ti has encontrado ya tus propios motivos para decantarte por la adopción. Felicidades.

1.- Porque es la mejor forma de evitar que los animales sigan sufriendo, al darles una nueva vida y una nueva oportunidad. Piensa que antes de llegar a una protectora, centro de acogida animal o un refugio, ese perro ha estado en la calle, solo, desamparado, pasando frío, sed, miedo, y en el mejor de los casos, solo eso.

En el peor de los casos, además habrá sido apaleado y maltratado por gente sin entrañas. Tienes la oportunidad de redimir las consecuencias de quienes no tienen corazón, de darle todo ese amor que merece y al que seguro corresponderá inmensamente y con creces.

2.-. Por otro lado, estarás evitando continuar con el tráfico y comercio de animales que son apareados por motivos económicos, y acaban siendo abandonados y  maltratados, o bien cuando dejan de ser cachorros, o bien cuando comienzan a resultar “una carga”; o en el otro caso, por la imprudencia de sus dueños que tienen camadas no deseadas y terminan por abandonar a las crías.

3.- La mayoría de animales que esperan en una jaula a ser adoptados, y lo único que esperan es recibir amor, y un hogar donde se les respete y se les cuide. Son sociables y confiados, pero también los hay que han sufrido mucho y tienen miedo o son asustadizos, por lo que puedes  contribuir a la increíble transformación de un animal traumatizado que vuelve a recuperar su vitalidad y sus ganas de vivir.

4.- Porque todo animal tiene mucho que ofrecer: su cariño, su amistad, su amor incondicional, su fidelidad, pero también necesita estabilidad, seguridad y referentes. Adoptar significa comprometerte con él y con la sociedad de un modo indefinido.

5.- No te pongas expectativas de “compra” si vas a adoptar: perderás la magia de la adopción. Me explico. Si vas a un refugio o centro de recuperación animal como si fueses a una tienda, buscando un cachorro, bonito, sin defecto, de cierta raza etc. no estás en el buen camino. Has equivocado los motivos y seguramente esa relación no tenga unos cimientos sólidos. Ponte mentalmente en esa jaula y piensa que el perro debe elegirte a ti.

6.- Pero vamos a centrarnos, estás decidido a adoptar porque sabes que es lo que debes hacer así que fíjate en los animales que hay tras esas rejas y piensa en lo que habrán sufrido, mira al que se coloca en un rincón con la mirada baja, que eleva los ojillos de refilón para poder echar una ojeada temerosa, al que salta como un loco haciendo piruetas cuando te acercas para que te lo lleves a casa (aunque le falte una oreja o sea cojo).

Fíjate en la mirada de ese perro mayor, canoso quizá, que se pone de patas y te llama con aullidos dulces para que le acaricies el hocico… seguramente quieras llevártelos todos, porque todos te necesitan. Tu mejor amigo seguro que se encuentra en una de esas jaulas, sólo es cuestión de que dejes los prejuicios a un lado y les mires a los ojos.

7.- Adoptar implica responsabilidad (pero también lo es irte a vivir con tu pareja, empezar un  nuevo trabajo, tener un hijo… -y que conste que no estoy equiparando las situaciones- las mejores experiencias requieren cierta responsabilidad).
Ahora tendrás una serie de gastos adicionales a partir de ahora, en comida y accesorios, veterinarios; necesitarás sacar tiempo cada día para dedicarle a tu perro, acariciarle, hablarle, pasearle; y quizá paséis una fase de adaptación, que no siempre será sencilla pero seguro será muy gratificante.
Y sobre todo, debes tener en cuenta que es parte de tu familia, y tendrás que planificar tus escapadas, tus vacaciones, los fines de semana… para poder llevarlo contigo o dejarlo con un familiar o amigo, o en una residencia.

8.- Piensa si quizá no sería bonito adoptar un perro mayor. Darle una segunda vida a un perro ya adulto puede ser de las acciones más gratificantes y solidarias que llevemos a cabo en nuestra vida. Las protectoras están llenas de ellos, y siempre suelen ser los que la gente no elige porque quizá nos son tan vistosos y enérgicos. Pero son extremadamente amables, cariñosos y tranquilos. Y te necesitan.

9.- Las protectoras cada vez ponen la adopción más fácil; la mayoría incluyen chip, primeras vacunas y esterilización, para que puedas adoptar a dos hermanos a la vez, a perros viejitos, animales maltratados y que tienen alguna dificultad, por las palizas, atropellos etc.

10.- Es una cuestión de conciencia, porque negocio de la cría de perros “de raza” es casi una mafia; tratando a las perras como objetos que solo deben “fabricar” cachorros y que cuando están reventadas de parir, son desechadas. En lugar de eso, dale la oportunidad a un perro que no haya tenido una buena vida. Cada animal es único, y hay uno especial y específico para ti.

Perros senior, ¿cómo cuidar su alimentación?

Cuando nuestros queridos compañeros se hacen mayores tenemos que cambiar sus cuidados. Evidentemente seguirán teniendo nuestros mismos pero debemos prestar atención a sus hábitos ya que su salud estará más deteriorada. Deberemos ayudar a nuestro perro pase su vejez de la mejor manera posible.

El principal cambio viene por la alimentación. Tendremos que estar más vigilantes con respecto a la cantidad y la calidad de lo que come nuestro perro senior. Esto nos puede ayudar a prevenir problemas o a solucionar los que ya existen. Habrá que adecuar la dieta a las necesidades de cada perro atendiendo a sus situaciones particulares

Se tiene que reducir la ingestión de grasas ya que el perro a esa edad realiza menos actividad física. Hay que evitar que el perro engorde ya que eso, a su vez, puede afectar a su movilidad ya disminuida. El can senior sigue necesitando los mismos aportes alimenticios que el adulto, pero al reducir su actividad deberemos cuidar que mantenga su peso.

Esto no quiere decir que se retire totalmente la grasa en su dieta, pero sí que habrá que vigilar que coma menos cantidad y que el alimento se corresponda con la actividad física. Los perros, sobre todos si son seniors, son muy sensibles a la alimentación. Cualquier cambio puede suponer una gran mejora en su calidad de vida.

Hay que vigilar que el aporte de proteínas es el correcto. Su dieta deberá favorecer la ingesta de estos elementos y que además facilite la digestión. Esto hará que tu perro tenga energía y que el desgaste muscular sea menor. Tu can estará más activo.

El perro senior seguirá necesitando aporte de vitaminas que lo mantendrá fuerte en esta etapa de su vida. La vitamina D ayudará a la absorción del calcio en los huesos. La vitamina A tiene efectos antioxidantes. La vitamina C ayuda a combatir el desgaste mental.

Cuidar la alimentación es importante para la buena salud de los perros seniors

Cuidar que el perro senior esté bien hidratado también es importante como complemento a una buena alimentación, Por ello asegúrate que no le falta agua siempre fresca. Es importante que siempre la tenga disponible y que beba mucho.

Otro aspecto a tener en cuenta es el cuidado de la dentadura. Para evitar problemas mayores existen sticks dentales que ayudan a mantener los dientes limpios y prevenir el sarro. ¡Cuida de que sean también bajos en grasas! Algunas marcas de comida también favorecen con su forma  la limpieza bucal de nuestros canes.

Tendremos que seguir cuidando además los problemas que ya tenía nuestro perro senior. Si por ejemplo tenía problemas de tolerancia alimenticias o de alergia tenemos que vigilar que con el cambio de dieta no se vuelva a ver afectados por estos problemas.

Existen productos alimenticios para perros específicos para evitar las reacciones de las pieles atópicas. En este caso lo mejor siempre es consultar con tu veterinario.

Podemos añadir a la dieta toda una lista de complementos alimenticios que ayudaran a una buena vejez para nuestro perro senior: la carnitina ayudará a la quema de grasas, las algas marinas proporcionan oligoelementos y sales minerales, el aceite del pescado proporciona Omega 3 para evitar problemas cardiovasculares, el ácido hialurónico ayudará al correcto funcionamiento de sus articulaciones, etcétera.

Por suerte existen ya productos especializados en el mercado para cubrir todas las necesidades de alimentación para tu perro senior. Puedes encontrar sin demasiada dificultad el alimento adecuado para tu viejo acompañante canino. Recuerda siempre que lo mejor es consultar con el veterinario sobre qué es lo que más conviene a tu mascota.

10 piensos para perros adultos que debes tener en cuenta

A la hora de elegir un pienso para nuestro perro adulto, muchas vez no sabemos cuál es la mejor de todas las opciones. Elegir un pienso u otro dependerá de varios factores como la raza, la edad o los hábitos de nuestro perro. Leer más

Consiente a tu perro con una variedad de snacks, pero no abuses de ellos

Son muchos los mitos que giran en torno a la figura de los snacks para los perros, pero lo que sí es cierto, es que no se debe abusar de ellos. Probablemente tu mascota sea la más feliz en el momento de los snacks; sería como tú en el momento de las chuches, y como si e tu salud se tratase, sabes que no puedes comerlas en exceso.

¿Consientes a tu perro con un snacks entre comidas? ¿Cuántas piezas le das? Un perro va a estar mostrar grandes rasgos de felicidad al saber que llega el momento de los snacks, pero son los propietarios los responsables de medir la cantidad de comida que le ofrecen, pues esta no debe afectar las rutinas regulares de alimentación que recomienda su veterinario. Es importante entender que, al final, estos caprichos son solo un pequeño complemento y no deben afectar las comidas regulares del día.

Según los expertos veterinarios, uno de cada dos mascotas tiene problemas de sobrepeso, por lo que se ven en la necesidad de insistir a los propietarios de perros en que no abusen del uso de los snacks ni de las comidas regulares, pues al final, se termina haciendo daño a la salud del perro y afectando su calidad de vida. Además de la alimentación, el exceso de peso se debe controlar con rutinas de ejercicio físico, bien sea, simples paseos, o algunas actividades más exigentes como el agility.

¿Mejor comportamiento en tu perro gracias a los snacks?

¿Sí! Es posible. Si has observado alguna clase de adiestramiento te habrás podido percatar de que el uso de los snacks forma parte del premio o recompensa que recibe un perro por su evolución o simple capacidad de entendimiento. Esto quiere decir que les permite reforzar de manera positiva el comportamiento o las habilidades que tenga una mascota. Además pueden ser un gran complemento para la estimulación mental y se pueden mezclar con juguetes  o dispensadores.

También existen los snacks dentales que son usados con la intención de hacer limpieza bucal a un perro, pues están hechos con componentes que les ayudan a limpiar el sarro que se acumula en la dentadura de un perro. Este tipo de snacks, también son utilizados con la intención de relajar y controlar el proceso de masticación, así como para producir salivación, que también es fundamental en la salud bucal de una mascota. Una dosis de snacks controlada, traerá grandes beneficios, sin duda alguna.

Gran variedad de sabores de snacks para tu perro

El desarrollo de las industrias hace que cada día la oferta gastronómica sea más variada, y por supuesto un perro, como buen consentido de la casa, también merecerá sus caprichos en el paladar. Hoy en día existe gran variedad de opciones gastronómicas que harán que tu mascota babee solo al mirarlas y olerlas. El proceso de degustación empieza por el olfato y en los perros esta no es la excepción, pues ya sabemos lo importante que resulta este sentido para los canes. Estos alimentos vienen elaborados en forma de barritas o galletitas con figuras atractivas.

En la actualidad son muy empleados los snacks libre de cereales, que están elaborados con patatas como sustitutas, un ingrediente mucho más digestivo y saludable para la vida de tu perro. Además de esta base, podemos encontrar una gama de sabores y aromas que conquistarán a tu mascota, como por ejemplo: el salmón, el pato, el pollo, el cordero y el pavo. Todos estos sabores pueden emplearse para complementar la alimentación diaria o como recompensa por algo bien hecho, además de ser un gustazo al paladar de tu perro.

Cómo controlar el peso de mi perro

Y de repente un día, al cogerlo en brazos notamos que nuestro pequeño o pequeña pesa más de la cuenta, como que nos cuesta más levantarlo en brazos. Ha engordado y apenas nos hemos dado cuenta. ¿Qué hacer? Sin duda, llevarlo al veterinario para que te de unas pautas cara a que tu perro esté en su peso ideal. ¿Cómo evitarlo? No hay mejor manera que controlar el peso de tu perro con consejos como estos… Leer más

Los problemas urinarios más comunes en perros y gatos

Deseos de orinar sin que le salga nada, miccionar sangre… Estos son algunos de los síntomas que pueden indicar que los perros y gatos sufren problemas urinarios. Si, además, estos se acompañan de fatiga y pérdida de apetito deberíamos ir pensando en llevar a nuestro querido animal de compañía a un veterinario.

No solo los humanos tenemos problemas urinarios. Estos también afectan por igual a perros y gatos, aunque es cierto que son mucho menos frecuentes. Por eso, ante cualquier síntoma es vital ponerse en manos de un veterinario que pueda controlar los síntomas. Aunque, como veremos más adelante, la alimentación tiene mucho que ver.

Los problemas urinarios ¿qué los causa?

Los problemas urinarios en perros y gatos pueden tener diferentes causas. En los gatos, los cálculos o los tapones mucosos en la uretra son algunos de los motivos. Sin embargo, algunas razas también tienden a sufrir problemas urinarios. Por ejemplo, los gatos persas tienden a sufrir este tipo de afecciones.

Por otro lado, los problemas urinarios en perros suelen estar originados por el tamaño de la uretra. Si esta es más corta, las posibilidades de contraer una infección urinaria son mayores. Las hembras tienen la uretra menos larga que los machos, por eso, son las que más sufren este tipo de problema urinarios.

Tanto en perros como en gatos, los problemas urinarios también pueden surgir debido a enfermedades autoinmunes o si han estado en tratamiento con corticoides durante un tiempo muy prolongado. Si no se trata la infección, esta puede volver a aparecer o persistir mermando la calidad de vida y el bienestar de nuestras mascotas.

La alimentación como forma de mejorar el tracto urinario

Mejorar el tracto urinario de los perros y gatos con antibióticos cuando han sido diagnosticados con una infección urinaria es fundamental. Sin embargo, hay determinadas cosas que podemos hacer como cambios en la alimentación. Aunque creamos que todos los piensos son iguales, esto no es así. Los problemas urinarios necesitan de productos que mejoren su tracto urinario y cuiden de su salud.

En Pienso Profine tenemos diferentes tipos de pienso de gran calidad que están destinados para mejorar el tracto urinario de perros y gatos. Hay para todo tipo de circunstancias, desde productos para animales que están esterilizados como para aquellos que todavía son cachorros. Todos previenen los problemas urinarios.

¿Por qué el Pienso Profine es adecuado tanto para animales con problemas urinarios como los que no sufren de este problema? Porque está elaborado solo con ingredientes naturales. No tiene conservantes ni aditivos, lo que lo convierte en un producto saludable y valioso para los perros y gatos. ¿Por qué no lo pruebas?

En la prevención está la clave

Aunque los perros y gatos todavía no hayan manifestado ningún tipo de problemas urinarios, esto no debe significar que no tomemos medidas. Es fundamental que, a través de la alimentación, nuestras queridas mascotas disfruten de una mejor calidad de vida sin tener que padecer los terribles síntomas de las infecciones urinarias.

La sangre en la orina, el escozor, el picor, las ganas frecuentes de miccionar… Todo esto será ya cosa del pasado gracias a Pienso Profine. No obstante, conviene conocer bien a nuestra mascota para saber cuáles son sus necesidades. Recordemos que algunas razas van a ser más propensas a sufrir problemas urinarios. Acudir a las revisiones con el veterinario y alimentarle bien desde el principio es fundamental.

Encuentra en nuestra web todos los tipos de piensos que necesites, todos ellos elaborados solo con ingredientes naturales. Pollo, carne, pescado… Dale a tu perro o gato lo que necesita para prevenir problemas urinarios en el futuro.

Cómo elegir a una mascota ideal según tu personalidad

Muchas veces te preguntarás cuál es la fórmula perfecta para elegir una mascota; y la verdad es que no existe, pero muchas veces los rasgos más predominantes de tú personalidad pueden ayudar a conseguir ese perro o gato que te acompañe y sea paciente o se adapte a tu estilo de vida. Así que lo primero que debes hacer es un test de autoconocimiento.

Elegir una mascota es una de las tareas más difíciles, empezando por si te vendrá mejor comenzar una vida al lado de un perro o un gato. Sin embargo, hoy en día muchas asociaciones de animales ayudan a escoger una mascota, ese amigo o amiga fiel tomando en cuenta muchos factores de tu vida diaria, pero sobre todo aspectos de tu personalidad para que tú y tu mascota disfruten de una convivencia sana.

Es importante saber y destacar que el escoger una mascota no puede ser un acto comparado al de ir al supermercado, es importantísimo que cuando se decide asumir una vida junto a un peludo, lo mejor es conocer las distintas razas de gatos y perros que existen y familiarizarse con ellos, imaginar cómo sería tu nueva vida al lado de uno de ellos. Por lo que hacer contacto y estudiar sobre ellos y sus personalidades sería fundamental.

Una vez tengas claro que mascota escoger entre un gato y un perro, sería importante hacer un trabajo a lo interno, en tu personalidad, y tomar en cuenta factores como ritmo de vida, el tiempo que pasas en casa, el tiempo que le dedicas a tus estudios o a tu trabajo, si sueles ser una persona organizada con tus horarios, y un detalle muy importante, si estás segura de compartir una vida junto a un nuevo amigo.

Un gato como mascota reforzará tu personalidad independiente

Muchas personas a la hora de elegir a una mascota, al conocerse bien y saber que suelen ser personas muy desapegadas afectivamente, pero que buscan drenar esos momentos de afecto con una mascota, encuentran en los gatos el equilibrio perfecto entre independencia mutua, el hacerse compañía y el buscar afecto en el momento más indicado. Esto equilibra perfectamente los apegos personales y podría incluso reforzar tu personalidad independiente.

Los gatos, no importa la raza que sea, suelen ser muy independientes, más aún cuando se asegura que son cada vez más domesticados y, si es posible, mucho más inteligentes. Ellos sabrán cuando y como conseguir su comida, alimentándose con su pienso y administrándolo muy bien; el aseo personal es lo que menos debe preocuparte de ellos, saben cuándo hacerlo y cómo hacerlo. Lo importante es mantener sus vacunas y controles médicos en regla para que solos sepan cuidarse.

Un perro como mascota reforzará tu personalidad responsable

Quizás, lo primero que pienses a la hora de elegir una mascota es en un perro, y esto te puede generar sentimientos encontrados, porque muchas veces sabrás la responsabilidad que esto amerita. Un perro quizás necesite mucha más atención y cuidados que un gato por su carácter dependiente, pero al mismo tiempo es un compañero ideal, pero su personalidad también debe ir en armonía con la tuya.

Según como actuases en la vida una raza de perro u otra podrá acompañarte mejor y hacerte el camino mucho más fácil. Ejemplo de ello son las razas que pueden ser más sociables, o aquellos que te pueden acompañar porque te defines como una persona más tranquila y muy de estar en tu hogar; incluso, algunas razas por su pedigrí te definen y refuerzan tu personalidad elegante. Cada perro, como los humanos pueden adquirir personalidades que incluso se reafirman con las de sus dueños. 

Cómo cuidar a un perro diabético

No solo los humanos, también nuestras mascotas pueden padecer diabetes, esa enfermedad que hace que la producción de insulina sea insuficiente para metabolizar la glucosa. Y las consecuencias pueden ser igualmente serias, por eso, tener un perro diabético es una gran responsabilidad y exige prestar atención a sus cuidados.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene diabetes?

La detección precoz de la enfermedad es fundamental, y hay algunas pistas que deben llevarnos a pensar que nuestro perro sea diabético. Fundamentalmente, serían dos: una mayor cantidad de orina de lo habitual y, para compensar esa pérdida de líquido, un consumo de agua elevado.

Pero un perro diabético puede presentar otros síntomas, como pérdida de peso a pesar de que tenga más apetito y coma más cantidad de pienso. Cansancio, vómitos o diarreas, pérdida de visión, intolerancia al ejercicio o infecciones son también señales de alarma. Cualquiera de estos síntomas debe ser suficiente para acudir al veterinario y someter a nuestro amigo a una exhaustiva revisión.

¿Y si tiene diabetes?

La enfermedad necesita una vigilancia y unos cuidados específicos, pero con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, un perro diabético puede llevar una vida casi normal.

Al igual que ocurre con los humanos, la base del tratamiento será la administración de la insulina que necesita para regular sus niveles de glucosa. La cantidad y el número de inyecciones diarias dependerá de cada animal y del estado de la enfermedad. Como cada persona, cada perro diabético es diferente.

Además, también conviene que el animal realice ejercicio de manera habitual para mantenerse en forma y evitar un sobrepeso que no le beneficiará. Eso sí, debe ser siempre un ejercicio suave que pueda tolerar sin problemas, si es excesivo o muy brusco podría acarrearle problemas.

Y, por supuesto, un perro diabético necesita un estricto control médico. Es el veterinario el único que debe indicar la cantidad de insulina que necesita cada animal y realizar el seguimiento para ajustar las dosis cuando sea necesario. Cambiar la medicación o administrarla sin consejo del especialista es algo que no debemos hacer por nuestra cuenta porque podríamos provocar serios problemas a nuestra mascota.

La alimentación: la clave del bienestar

Al igual que las personas, un perro diabético debe llevar una dieta estricta que le aporte todos los nutrientes que necesita, pero eliminando todo aquello que pueda perjudicarle. Afortunadamente, hoy en día eso no supone un grave problema, ya que hay piensos y comidas preparadas especialmente para mascotas que padecen diabetes y que les permiten disfrutar de una dieta variada, equilibrada y sabrosa.

Como el sobrepeso es uno de los mayores enemigos de un perro diabético, lo primero que se debe hacer es elaborar una dieta adaptada a sus necesidades. Y la cuestión de las raciones es fundamental. Conviene controlar estrictamente las cantidades de comida que le ofrecemos. Puede parecernos duro, pero es su salud la que está en juego. A cambio, se le puede repartir su ración de alimento diario en dos o tres tomas.

¿Pero qué debe contener una dieta adecuada para un perro diabético? En primer lugar, debe ser rica en fibra, ya que ayuda a evitar el sobrepeso y a equilibrar los niveles de insulina. Pero también en este aspecto hay que tener cuidado, ya que hay alimentos que la contienen pero que pueden irritar su sistema digestivo.

Además, conviene que en la dieta del perro diabético se reduzcan de manera considerable los carbohidratos y la sal y se eliminen por completo los azúcares. A cambio, hay que incrementar el aporte de vitaminas, especialmente B6, C y E.

Con unos cuidados básicos y grandes dosis de cariño, un perro diabético puede tener prácticamente la misma calidad de vida que uno sano. Si te preocupa la salud de tu mejor amigo, Pienso Profine te ofrece una amplia gama de productos de alimentación para que puedas elegir el que mejor se adapta a sus necesidades nutricionales.