gato con gripe

Cómo saber si mi gato tiene la gripe

Cuando llega, llega para todos. Nadie estamos a salvo de sufrir un episodio de la gripe ni tan siquiera nuestros pequeños mininos, ellos también se constipan. Pero ¿cómo identificarlo? En personas es más evidente que en animales sin embargo y más a estas alturas del año debes estar muy pendiente de los síntomas de la gripe felina. Te contamos cómo…

¿Notas que tu gato o gata acude menos a su comedero como cada día para disfrutar de su rico Pienso Profine? ¡alerta! Porque este podía ser uno de los síntomas de que padece gripe felina. Leía así la expresión puede parecerte exagerada y es que a este síntoma debes añadirle además otros que te pueden ayudar a adivinar que algo le pasa a tu minino. Es época de gripes hasta para nuestras mascotas.

En primer lugar lo que debes saber es que las vacunas para tus gatos también son importantes en este sentido y evitarán que se pongan malo de la gripe, ya que la gripe felina puede ser importante para aquellos gatos que no se vacunan, que tienen alguna enfermedad crónica o para los más ancianos con el sistema inmune algo más debilitado. Además si tienes varios gatos, uno se lo puede contagiar al otro y entonces se te multiplicarán los mininos griposos en casa.

Lleva a tu gato al veterinario

Para saber si tu gato tiene la gripe, aparte de esa falta de apetito que apuntábamos antes también puedes ver alguno de estos síntomas en tu mascota como ojos llorosos, estornudos y mucosidad nasal, vamos como las personas en sí mismo. Aparte hay otros síntomas como rinitis, conjuntivitis, apatía y desgana a la hora de jugar e incluso fiebre y un estado alicaído. Además en los gatos jóvenes algunas cepas puede producir incluso cojera.

Si crees que tu gato tiene la gripe, como es lógico, está prohibido suministrarle medicamento de personas. Debes acudir enseguida a su veterinario de confianza porque será él o ella quienes sepan que antibióticos utilizar para controlarlo e incluso aquellas infecciones secundarias que podrían llevar a tu gato a situaciones incluso críticas. ¿Verdad que cuando tú tienes la gripe no te curas por arte de magia? Él por ser gato tampoco y necesitará el cuidado especial de un profesional.

A veces, algunos gatos con gripe deben ser hospitalizados para poderles suministrar fluidos por vía intravenosa pero lo normal es que baste cuidados en casa. La gripe felina es causada por numerosas cepas virales por lo que no existe una vacuna 100% eficaz. A pesar de esto, si vacunas a tu gato, el animal tendrá menos probabilidades de contraer la gripe y un menor riesgo de padecer problemas de salud a largo plazo.