Conoce los cuidados que necesita tu gato tras la esterilización

Conoce los cuidados que necesita tu gato tras la esterilización

Esterilizar a un gato no es plato de gusto para ningún dueño, sin embargo, en algunas ocasiones es fundamental para que no se produzca la fertilidad no deseada tanto en hembras como en machos, ya que con ello evitamos la eutanasia de cachorros que es un drama y una de las causas más frecuentes de muerte en estos animales.

Además, la esterilización de los gatos, pese a lo que se pueda pensar, reporta beneficios en su comportamiento y salud, pues en muchos casos de machos, la castración hace que sean menos agresivos. Por su parte las hembras dejan de tener el celo, que puede llegar a ser de hasta cuatro veces al año. El efecto secundario más importante de los gastos esterilizados es el aumento de peso, por lo que una adecuada alimentación adaptada para ellos es fundamental para que no tengan problemas de salud.

¿Cuáles son los cuidados principales para gatos esterilizados?

Sabemos que la esterilización es una de las decisiones más difíciles para los amantes de los gatos, pero en algunas ocasiones, recurrir a ella es lo más prudente tanto para nosotros como para la buena calidad de vida de nuestra mascota. Conoce cuáles son los principales cuidados de los gatos esterilizados:

1.- Cuidados en el postoperatorio. Éste es tal vez el momento más duro para los dueños de gatos esterilizados. Ver a nuestra mascota preferida convaleciente es una situación desagradable, pero hemos de saber que enseguida estará de nuevo bien siguiendo el proceso de curas y evitando que realice movimientos bruscos que puedan perjudicar su salud y salten los puntos de su cicatriz.

2.- Incrementar su ejercicio diario. Como sabemos, el sobrepeso y la obesidad es el problema principal de los gatos esterilizados. Para evitarlo debemos fomentar su movimiento, evitando que estén todo el día acostados. Las actividades con juguetes o el ejercicio que podéis hader juntos es muy recomendable porque permite que los gatos se muevan más y quemen calorías.

3.- Recurrir a la alimentación especial. La alimentación específica para gatos esterilizados es completamente recomendable, ya que está diseñada en exclusiva para estos gatos con tendencia al sobrepeso. Contienen unos valores nutricionales y unos componentes distintos de los que tiene un pienso de gato no esterilizado. Por ejemplo, en Piensos Profine ofrecemos piensos con pollo y arroz que permiten una excelente absorción y digestión y que, entre otros beneficios, contribuye a una buena salud cardiaca.

4.- Racionaliza el alimento. Aunque queramos ser muy generosos con nuestro gato esterilizado, sobre todo tras su operación para mimarle, hemos de ser muy cuidadosos con las raciones y no excedernos en la cantidad de pienso diaria que le damos si queremos evitar los problemas derivados de la obesidad y el sobrepeso.

Pese a que en un primer momento nos de mucha pena someter a nuestra mascota a esta operación, hemos de pensar que en muchos casos es beneficioso para ellos. Los gatos esterilizados están más tranquilos tras la intervención, tienen menor riesgo de contagio de enfermedades causadas por otros gatos, se producen mejoras en su comportamiento y suelen vivir más años. Sigue estos consejos de cuidado con tu gato esterilizado y verás como su calidad de vida mejora.