pienso gatos

El pienso y la piel de tu gato

Como sucede con los humanos, los gatos también tienen problemas de piel debido a infinidad de factores. El estrés, la alimentación o factores genéticos pueden ser algunas de las causas por las que la piel de nuestro gato no sea todo lo saludable que cabría esperar.

Así, muy a menudo nuestros gatos empiezan a maullar quejándose, a rascarse demasiado a menudo y a sufrir de picores y erupciones cutáneas que pueden ser vistas a simple vista. Además, en otras ocasiones, pueden comenzar a perder pelo de forma tan rápida que puede acabar alarmándonos y haciendo que llevemos a nuestro amigo animal al veterinario sin pensar en que tal vez puede ser el pienso la causa de este problema.

De esta forma, si bien en ocasiones sí es necesaria una visita al veterinario para determinar la causa exacta de los problemas de piel de nuestro felino, en muchas ocasiones éstos se deben a problemas con la alimentación, ya que una mala alimentación de nuestro gato producida por no escoger bien su pienso, suele ser la causa más común detrás de las enfermedades de piel de este tipo de animales.

Afortunadamente, existen en el mercado piensos específicamente concebidos para afrontar este problema, ya que la dieta es uno de los factores que más contribuyen a la salud de nuestro gato; por lo que si queremos que la piel de nuestro gato luzca perfecta, necesitamos recurrir a un buen pienso específicamente adaptado a este problema.

Hay piensos para gatos con problemas de piel

De esta forma, existen en el mercado piensos totalmente adaptados a los gatos que tienen problemas de piel y que hacen que, a través de una mezcla de nutrientes y vitaminas determinada, la salud de nuestros animales mejore y puedan ir resolviéndose poco a poco estos problemas de piel. Se trata de piensos en los que el aceite de salmón y las gambas juegan un papel fundamental, ya que ambos tienen la propiedad de hacer que nuestros gatos tengan un pelaje más sano y sin ningún tipo de problema de dermatitis.

Así, si queremos que nuestro gato no esté rascándose constantemente y sufriendo de picores, es fundamental que optemos por administrarle uno de estos piensos a base de salmón y gambas con los que sus afecciones cutáneas pueden ser resueltas. Desde luego, en ocasiones puede ser necesaria una visita al veterinario, pero por lo general es más que suficiente cambiar la dieta del animal durante una temporada para corregirlo.

Ante todo, es importante no sobresaltarnos ya que los problemas de piel de los gatos están a la orden del día y suelen tener su origen en una mala alimentación que no tiene en cuenta la necesidad de pescados y gambas como los que forman los piensos específicos “derma” para los gatos. Así, a través de un buen pienso y de una buena alimentación, los problemas de piel de los gatos irán amainando hasta que un buen día estén del todo resueltos.