Shopping Cart

Envío GRATIS en pedidos superiores a 30€

Gatos que vomitan bolas de pelo

Gatos que vomitan bolas de pelo, ¿debo preocuparme?

Los gatos se pasan una buena parte del día acicalándose y es por eso por lo que su pelo siempre está brillante. Su lengua áspera está preparada para ello, pero como es natural puede que terminen tragándose una buena parte de su pelo. A veces, esto hace que vomiten bolas de pelo y esto suele preocupar a algunas personas. ¿Es dañino? ¿Se puede evitar? De todo esto que genera gran interés hablaremos hoy.

Pero antes debemos admitir que no todos los gatos vomitan bolas de pelo. Aquellos que tienen el pelo muy corto o que carecen de él, como en el caso de los Sphynx, es raro que tengan este tipo de vómitos. Sin embargo, los gatos persa sí que corren un mayor riesgo de asustar a sus compañeros humanos al vomitar bolas de pelo con una frecuencia mayor. Vamos a ver todo esto con mayor detalle.

¿Por qué los gatos vomitan bolas de pelo?

Para empezar, los gatos vomitan bolas de pelo porque toda la cantidad que ingieren durante su acicalamiento no la eliminan a través de las deposiciones. En las épocas en las que los felinos mudan su pelaje, que empieza en primavera, es habitual que veamos más bolas de pelo por casa de lo habitual. Esto quiere decir que el pelo se ha acumulado en el estómago y que no se ha digerido. 

Cuando el pelo no se elimina a través de las deposiciones se acumula en el estómago obstruyéndolo. Esto no supone ningún inconveniente, ya que aquí es cuando aparecen los vómitos por bolas de pelo. Si esto ocurre de manera ocasional no hay que darle mayor importancia. Sin embargo, sí hay algunos elementos que pueden ayudar a reducir estos vómitos y facilitar la eliminación del pelo por las heces.

La malta, la pasta que vuelve loca a algunos gatos

La malta es casi una chuchería para algunos gatos, aunque es verdad que hay muchos que la rechazan. Se trata de una pasta con un color y textura similar a la miel que contiene aceites, grasas, fibras y otra serie de compuestos que ayudan a la digestión de los felinos. La dosis habitual debería ser una bolita del tamaño de una almendra 1 vez a la semana. No obstante, tu veterinario puede recomendarte otras dosis.

Cuando un gato consume malta los vómitos se reducen porque empieza a digerir mejor todo ese pelo que traga cuando se acicala. Por lo tanto, es una manera de ayudarle a que ese pelo salga por las heces y no mediante los incómodos vómitos que nunca son agradables. Ponerle una bolita de malta junto con su comida preferida en lugar de dársela sola puede ser una opción para que se la coma.

¿Es importante cepillar a los gatos?

Además de la malta, el cepillado diario de los gatos también contribuirá a reducir los vómitos por bolas de pelo. Hay cepillos específicos para los felinos que les proporcionan un suave masaje que les encanta. No obstante, para que esto surta efecto, el cepillado debe ser diario. Este eliminará parte del pelo que ya se encuentra suelto o se iba a caer para que así el gato ingiera mucha menos cantidad.

Aunque hay gatos de pelo corto, igualmente es interesante cepillar su pelaje a diario. La situación se vuelve más importante en aquellos casos de razas como las de angora, persa, oriental o chinchilla. Aquí el cepillado diario debería ser una obligación para ayudar a que nuestros compañeros felinos no sufran los problemas de vómitos de bolas de pelo. En su caso es realmente necesario el cepillado y la malta.

¿Cómo diferenciar las bolas de pelo de algo más grave?

En ocasiones, vomitar bolas de pelo puede ser indicativo de un problema mayor. De hecho, si nada de lo anterior funciona y los gatos continúan vomitando con cierta frecuencia, conviene llevarlo al veterinario. Vomitar bolas de pelo ocasionalmente es normal, pero si lo hace dos veces a la semana, por ejemplo, esto ya no debería pasarnos desapercibido. Por lo tanto, hay que estar atento.

Asimismo, es interesante comprobar si los gatos tienen el abdomen inflamado, sufren diarrea o estreñimiento, están apáticos, no comen su comida o están perdiendo peso. Todo esto, acompañado de los vómitos de bolas de pelo pueden alertar sobre un problema intestinal que puede estar o no relacionado con las bolas de pelo. Ante esto, siempre hay que acudir al veterinario lo antes que sea posible.

Vomitar bolas de pelo no es nada que debiera asustarnos en un principio si tenemos gatos en casa. Sin embargo, en el caso de que esto sea demasiado habitual, incluso diario, tendríamos que llegar a nuestros compañeros felinos al veterinario. Puede que los vómitos sean un indicativo de algo más y saber lo que es, así como  iniciar un tratamiento cuanto antes, será vital para el bienestar de nuestros gatos.

Envío GRATIS

en pedidos superiores a 30€

100% Pago Seguro

PayPal / MasterCard / Visa

REGALO SEGURO en pedidos

superiores a 60€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies