Shopping Cart

Envío GRATIS en pedidos superiores a 30€

Lo que debes saber sobre el “VIH” felino

Lo que debes saber sobre el “VIH” felino

Así como sucede para los humanos, los gatos también puedes sufrir el VIH felino, mejor conocido como virus de la inmunodeficiencia felina. De la misma manera, también se le puede llamar sida. Se trata de una enfermedad infecciosa que ataca el sistema inmunitario y lo debilita, mostrando signos muy similares a los que sufre una persona adulta cuando sufre del conocido sida o VIH. La buena noticia es que, a diferencia del sida tradicional, este no es contagioso.

Sin embargo, aunque no tendrás que preocuparte por tu salud, el VIH felino son verdaderas malas noticias para tu gato. Se debe a que este puede terminar de manera mortal cuando no se detecta y no se trata a tiempo. Además, mientras que no te la pueden contagiar a ti, si se puede contagiar a través de otros gatos. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre esta enfermedad y cómo proporcionar los cuidados adecuados.

¿En qué consiste el VIH felino y cómo se contagia?

Como ya mencionamos, el VIH felino conduce a una gran debilidad en el sistema inmunitario del gato. También se le conoce como FVI, por sus siglas en inglés; se trata de una enfermedad de acción lenta que puede conducir a una infección permanente. Durante años, se trata de una enfermedad que puede pasar sin detectarse y que no muestra signos evidentes. Los indicios de dicho padecimiento se muestran solo cuando empieza a atacar el sistema inmunológico.

A medida que va avanzando el VIH felino, los gatos van desarrollando una mayor vulnerabilidad a contraer infecciones o enfermedades. Existen muchas vías de contagio para esta enfermedad, aunque las más comunes suelen ser los mordiscos entre peleas de gatos, así como el apareamiento. Otros casos también pueden darse al nacer, cuando los cachorros se infectan a través de la leche materna.

¿Cuáles son los síntomas?

Como ya mencionamos, el VIH felino no empieza a mostrar signos evidentes, sino hasta que ya ha empezado a debilitar el sistema inmunológico. Esto puede ocurrir en años, dado que el virus suele atacar de forma lenta. Cuando aparecen algunos síntomas, se trata de enfermedades persistentes o problemas intermitentes.

Cabe destacar que los síntomas tampoco son específicos. Sin embargo, algunos de los más persistentes son la fiebre, bajo nivel de actividad y apetito, enfermedades en las encías como llagas en la boca; además de ganglios linfáticos inflamados y pérdida de peso. Si se desarrolla de manera aguda, al contagiarse el gato también puede presentar diarrea, fiebre moderada y debilidad generalizada.

Cómo se diagnostica el VIH felino

El VIH felino suele detectarse y diagnosticarse por un veterinario a través de un análisis de sangre. Se puede identificar, ya que hace que se reduzcan los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Además, aumenta la concentración de globulinas.

Tratamientos

En la actualidad, no existe una cura para el VIH felino. Sin embargo, existen diversos tratamientos pensados para contrarrestar los síntomas y brindar al gato una mejor calidad de vida, aumentando su esperanza de vivir más tiempo. La mayoría se centra en el cuidado de las infecciones secundarias. Esto se puede lograr manteniendo a los gatos estrictamente dentro de casa, proporcionando buena alimentación y eliminando fuentes de estrés.

La atención veterinaria constante también es clave para ayudar a que el gato no enferme de manera grave; y puedas mantener un control sobre todo lo que ocurre en su organismo.

¿Cuál es el pronóstico de un gato con VIH felino?

Los gatos con VIH felino tienen un mayor riesgo de desarrollar tumores y enfermedades infecciosas. Muchas de las mismas pueden ser mortales. Sin embargo, con el cuidado adecuado y minucioso, estos felinos pueden llegar a vivir muchos años sin muchas complicaciones.

Las principales recomendaciones de prevención incluyen esterilizar a los gatos macho para evitar que salgan a buscar pelea o aparearse. Además, se aconseja que cada gato en el hogar tenga bebederos y comederos diferentes. También existe una vacuna, aunque esta no se recomienda en su totalidad, ya que no tiene una comprobada capacidad de prevención y puede dar positivo en las pruebas de laboratorio.

Envío GRATIS

en pedidos superiores a 30€

100% Pago Seguro

PayPal / MasterCard / Visa

REGALO SEGURO en pedidos

superiores a 60€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies