Qué NO dar de comer a un gato esterilizado

Qué NO dar de comer a un gato esterilizado

Cuando un gato está esterilizado, tanto su estilo de vida como el de los seres humanos que conviven con él, puede mejorar considerablemente, pero más allá de los beneficios de su proceso de esterilización, es importante dedicar especial atención y cuidado a su proceso de recuperación, ya que, será primordial su alimentación en dicha recuperación, garantizando que los resultados sean verdaderamente óptimos.

Un gato esterilizado puede tener mayor control de su salud e higiene, gracias a que este procedimiento quirúrgico le garantiza minimizar factores que ponen en riesgo su vida y al de su entorno. Debido a que un gato esterilizado es una mascota doméstica, la principal ventaja, es que se reducirá su necesidad de orinar en cualquier rincón de la casa, esto tendrá una repercusión directa en su salud y en la de las personas que conviven con él.

El orine de un gato común puede comprometer el higiene de una casa, ya que estos desechos poseen bacterias y olores mucho más fuertes y duraderos, incluso para él. Con un gato esterilizado, esta práctica se erradica por completo, convirtiendo sus lugares de descanso y esparcimiento en zonas mucho más limpias, tanto para la mascota como para los habitantes de la casa. Este es el beneficio más notorio de la esterilización.

El aspecto primordial que se logra controlar con la esterilización es la reproducción del animal, un instinto que muchas veces lo puede poner en riesgo. Esto se debe a que por naturaleza buscan reproducirse sin importar las consecuencias, en muchos casos escapando o exponiéndose a peleas con otros animales. Un gato esterilizado puede controlar estos instintos, controlando que el número de mascotas sin planificación aumente. 

Alimentación para cicatrización de gatos esterilizados

El primer aspecto que se debe cuidar con un gato esterilizado es su alimentación. Inicialmente se debe vigilar lo que consume hasta que termine su proceso de cicatrización. Se recomienda que en esta etapa use un collarín especial para evitar que se lastime la zona que ha sido intervenida quirúrgicamente. Estos cuidados serán vitales antes de empezar la dieta que lo ayudará a cicatrizar de manera rápida y sin riesgo de infecciones.

La hidratación será primordial para un gato esterilizado, ya que, su nivel de hormonas bajará considerablemente, será necesario evitar que sienta sed y que no tenga acceso a agua limpia y fresca. Lo ideal es ubicar en el hogar una serie de dispositivos que le permitan beber agua con frecuencia, así no se pondrá en riesgo su proceso de cicatrización que también requiere que el animal se encuentre en buen estado.

Los alimentos húmedos también serán necesarios en la dieta del gato esterilizado. Debido a que los gatos esterilizados tienden a ser menos activos físicamente, pueden aumentar de peso con mucha facilidad, generando riesgos en su tracto urinario. Para evitar eso, un consumo constante de agua, será más que necesario para hacer que sus órganos funcionen con mayor normalidad.

Pienso Profine, la mejor alternativa para el gato esterilizado

Entre las alternativas más completas que existen en el mercado y que han sido diseñadas para mejorar la calidad de vida del gato esterilizado, se encuentra Pienso Profine, un alimento con todos los nutrientes necesarios para optimizar la calidad de vida de las mascotas que atraviesan este proceso. Sus componentes e ingredientes, tienen todo lo que un gato busca a la hora de comer para sentirse satisfecho.

Existen dos presentaciones de Pienso Profine para gatos esterilizados, la primera en su versión de diez kilos y la segunda, mucho más compacta en presentación de dos kilos. Entre los ingredientes destaca el pollo como proteína base, así como arroz, maíz, manzana, grasa de pollo, hígado de pollo, algas marinas, raíces y una serie de nutrientes que son fuentes de vitaminas necesarias para que el gato pueda crecer con normalidad.