collar para perros 002

10 consejos para elegir el collar para tu perro

A la hora de elegir el collar ideal para tu perro son muchos los factores a tomar en cuenta. Desde el material hasta la morfología de tu mascota cuentan para escoger este particular accesorio. Pareciera una tarea común y corriente, pero lleva un mínimo de trabajo de investigación, y más en hoy día cuando existen tantas alternativas para el bienestar y protección de tu mascota.

Existen varios tipos de collares para perro; según el material y como se lleven, servirán para educarlos o bien para adiestrarlos. Los collares anchos y de materiales suaves suelen utilizarse para educar a los más cachorros. Por el contrario, los collares metálicos y más ajustados sirven para adiestrar a perros grandes, pero si se manipula en manos inexpertas pueden ser perjudiciales para la salud de este. Es por ello que debes tomar nota de estos diez consejos para dar con el mejor collar para que tu peludo amigo se mantenga feliz y confiado.

  1. Para qué quieres poner un collar a tu perro

Parece una pregunta obvia, pero esto es importante saberlo, puesto que si solo necesitaras un collar para que camine por el parque, uno collar sencillo, resistente, pero suave le vendrá fenomenal. Con estos se adaptan bastante bien.

  1. Collar o arnés

En los arneses se ha conseguido una solución excelente para que los perros vayan protegidos y en caso de que este sea muy inquieto y quiera tirar a correr, el collar podría maltratarlo; en cambio el arnés brinda más soporte y maltrata mucho menos.

  1. Paséalos con confianza

Los collares de paseo son los más comunes. Están hechos de cuero o nylon. Por ser los más populares vienen en variados diseños, colores y estampados. Incluso, hoy día, pueden personalizarse.

  1. Edúcalos para que siempre lo lleven puesto

Cuando son cachorros es difícil que se acostumbren a un collar, cualquier cosa harán para quitárselo. Muchos entrenadores recomiendan realizar ejercicios donde estos asocien el collar con un momento divertido; por ejemplo, salir al parque, dar una vuelta, etc.

  1. Identifica bien el collar de tu perro

Los collares para perros deben tener un diseño amigable y en el que se pueda adherir la placa que lo identifica. Cerciórate de que se le pueda colocar sin problemas y escoge una placa adecuada para su tamaño y diseño de collar.

  1. Ajustado pero que no asfixie

El collar para tu perro debe adaptarse al contorno del animal sin presionar demasiado. El grosor va a depender del tamaño y la de la fuerza bruta de la raza en cuestión.

  1. Los collares no son instrumentos de castigo

Los pocos conocedores creen que para poder corregir las conductas de los perros deben utilizar el collar como castigo, sin saber que el collar puede ser un aliado para educarlo desde la paciencia y el cariño.

  1. La longitud de la cuerda es crucial

Es importante elegir un collar con una correa lo suficientemente larga como para que puedas controlar sus pasos y direcciones y no tengas que maltratarlos en caso de una emergencia si tiras de ellos. Se recomienda para la mayoría de los perros que pasean por ciudad y zonas habitadas, correas de longitud fija de entre 1,5 metros y 2 metros, ya que permiten más movilidad al animal sin que haya tensión.

  1. Calidad versus economía

Los collares suelen ser accesorios muy accesibles, económicamente hablando, pero esto debe contrarrestarse en su calidad. Ni porque sea más barato es malo, ni porque sea costoso es bueno. Todo lo determinará la calidad y el material del producto.

  1. Invierte en varios collares

Los collares para perros no solo deben servirte según la ocasión, sino el propósito. Esto también ayuda a que tu perro sepa que es un elemento que es parte de la cotidianidad. Y al igual que el primero, permite que se familiarice, lo olfatee y prémialo para que siempre vea estos accesorios como algo común.