Cómo mejorar la piel y el pelo de tu gato a través del pienso

La piel y el pelo de tu gato son muy delicados y requieren de cuidados especiales para mantenerse en perfecto estado. Uno de los aspectos que nunca debes descuidar es su alimentación. Elegir un pienso adecuado para tu mascota es esencial.

Si su pelo ha perdido brillo o se cae en exceso, si su piel muestra descamaciones o costras o si el gato manifiesta síntomas de incomodidad por picor, piensa que puede deberse al pienso que le das. Si este no le aporta todos los nutrientes que necesita, no es extraño que surjan problemas dérmicos a veces muy severos.

¿Cómo debe ser el pienso?

A la hora de elegir el mejor pienso para que tu gato luzca una piel y un pelo sanos y bonitos, debes asegurarte de que este sea lo más completo posible. Hay que tener en cuenta que, por sus características diferentes, cada raza puede necesitar una composición diferente. En cualquier caso, debes fijarte muy bien en que en la alimentación de tu amigo no falten los siguientes nutrientes:

Proteínas: aminoácidos como la lisina la cisteína, la arginina o la fenilalanina son esenciales para que tu gato tenga un pelo fuerte y sano. Estos se consiguen con un buen aporte de proteínas. Si tu gato es de manto negro, asegúrate de que su pienso aporta buena cantidad de fenilalanina y tirosina, su pelaje lo necesita especialmente de estos aminoácidos.

Vitaminas: la falta de vitamina A puede causar caída excesiva de pelo, y es importante que tu gato la reciba a través de la dieta, ya que estos animales no pueden sintetizarla. Cantidades insuficientes de vitamina E provocan pansteatitis, una enfermedad de la piel. Si tu gato no recibe suficiente aporte de vitamina B8 lucirá una piel seca. Y la lista es interminable. Por eso es importante que el pienso de tu gato sea rico en vitaminas A, B y E.

Ácidos grasos esenciales: son muy importantes para que la piel de tu gato se mantenga hidratada y su pelo suerte. Si tu mascota presenta descamación y su pelaje está apagado o quebradizo, observa si el pienso que le das es rico en omega 3 y, de modo especial, en omega 6, ya que ellos gatos tampoco pueden sintetizarlo.

Minerales: tu gato necesita mayores cantidades de zinc, de selenio y de cobre para que su pelo y su piel estén en perfectas condiciones. Si el pelaje pierde su color oscuro o es quebradizo, revisa la composición de su pienso.

Consecuencias de una alimentación deficiente

Ya te hemos adelantado algunos de los efectos que una mala alimentación puede tener en el pelo y en la piel de tu gato. Si su pienso no le aporta todo lo que necesita los problemas se multiplicarán.

Por un lado, una alimentación deficiente hará que tu gato pueda llegar a sufrir alopecia. Su pelo será más débil, más quebradizo y tardará más en crecer. Tampoco tendrá brillo y, en el caso de animales de pelaje oscuro, su color perderá intensidad.

En lo que respecta a la piel, consumir de forma prolongada un pienso que no aporte al gato todos los nutrientes que necesita se traducirá en la aparición de sequedad, de escamas y de costras. Esto hará que el animal sienta picor y se arrasque continuamente, lo que puede acabar provocando heridas.

Elegir un pienso adecuado

Si quieres que la piel y el pelo de tu gato estén siempre sanos, elige el pienso que le ofreces con mucho cuidado. Profine Cat Derma está enriquecido con gambas y aceite de salmón que le ofrecen todo aquello que necesita para que su pelaje y su piel se mantengan en perfectas condiciones: proteína bruta, grasa, omega 3 y omega 6, vitaminas, cobre, etc.

No solo es un pienso completo para cuidar con mimo su piel y su pelo. Además, el sabor de Profine Cat Derma es delicioso, así que tu gato estará encantado en todos los sentidos.

Cuida a tu gato como se merece, recuerda que es una gran responsabilidad. Si su piel o su pelo son especialmente sensibles, elige un pienso adecuado. Él será feliz, y tú, también.