Consejos para alimentar a perros diabéticos

Sí, la diabetes también existe en perros. Se trata de la incapacidad de los canes de producir insulina y por tanto éstos tienen un alto y peligroso nivel de azúcares en sangre. Una enfermedad que puede perjudicar gravemente la calidad de vida de tu mascota, ¿cómo alimentarla? ¿qué pienso elegir? ¡Toma nota!

Como en las personas, nuestros perros también pueden sufrir diabetes. Existen de dos tipos, de tipo 1 o tipo 2 pero es la primera la más frecuente en los perros. Aquellos que más posibilidades tienen de sufrirla son los perros de avanzada edad o edad media, y sobre todo las hembras adultas no esterilizadas aunque se ha comprobado que hay ciertas razas más proclives a ser diabéticas como los perros caniches, Pinschers, Schnauzer, West Highland White Terrier o Beagle.

Comprar latas para perros es una alternativa para todo tipo de perros y también válida para perros diabéticos pero, ¿cómo detectar que nuestro perro lo es? no es fácil de detectar por su propietario aunque alguno de sus síntomas son el aumento de sed y apetito, pérdida de peso y la temida letargia. Un examen físico y las pruebas sanguíneas pertinentes pueden ayudar a diagnosticar la enfermedad el can. Y es que como pasa con los humanos los perros con diabetes van a necesitar insulina de por vida mediante jeringas específicas para insulina.

Cómo alimentar a un perro con diabetes

La dieta, es muy importante en animales que padecen esta enfermedad. Hay una serie de consejos que se recomiendan seguir a pies juntillas. Por ejemplo siempre proporcionar la misma cantidad de pienso a diario y a las mismas horas, repitiendo la toma durante varias veces al día.  Es indispensable que se evite el consumo de golosinas entre comidas, y si se dan premios de vez en cuando, que sean premios específicos para perros diabéticos.

Sin duda comprar un pienso de calidad ese esencial y también fomentar una dieta rica en fibra. Y es que esta, reduce la velocidad con la que los hidratos de carbono de los alimentos se descomponen frenando las subidas repentinas de azúcar en sangre. Se recomienda pienso que lleve cereales (avena, trigo, el arroz y la soja) al ser ricos en fibra cara a controlar la cantidad de azúcar en sangre. Pero ojo, no cabe abusar.

A la hora de alimentar a un perro con diabetes las vitaminas C, E y B6 son muy beneficiosas para los perros diabéticos, ya que también reducen la velocidad con la que los azucares se acumulan en sangre. No son recomendables por ejemplos los azúcares y carbohidratos y ya que se transforman enseguida en glucosa. Ni los colores artificiales que abundan en algunas marcas de pienso que pueden provocar subidas de azúcares peligrosas.