Shopping Cart

Envío GRATIS en pedidos superiores a 30€

¿Cuánto pienso darle al día a tu perro?

¿Cuánto pienso darle al día a tu perro?

La alimentación de una mascota es muy importante para su salud y para mantenerlo activo y dentro de su peso adecuado. Debemos ser conscientes de que un perro debe comer mayormente pienso, evitando algunos productos que no son muy recomendables ni comidas humanas que puedan sentarle mal.

Hoy queremos hablar de la cantidad de pienso que debes darte a tu perro a lo largo del día, algo en lo que podemos ayudarte. Piensa que un exceso de esta comida supondrá sobrepeso y posibles problemas en las articulaciones. Por el contrario, si no le das suficiente comida podría tener deficiencias inmunitarias y ser un grave problema para él.

Cómo calcular cuánto pienso come mi perro

Vamos a empezar por conocer la regla básica para cualquier perro adulto, a la que luego iremos añadiendo algunas excepciones y normas. Al fin y al cabo, depende de la edad, la raza o el estado del animal para aumentar o reducir la ingesta de pienso. Teniendo esto en cuenta, la fórmula general sería:

Gramos de pienso al día = Gramos de peso del perro x 0’025

Con esto, nos aseguramos de que nuestro perro come alrededor de un 2% o un 2’5% de su peso en todo el día. Ojo, no debe comerlo todo en una sola ingesta, ya que puede ser un problema asimilarlo todo de golpe. La digestión del pienso puede durar hasta ocho horas, por lo que debes tratar de repartir el total en dos o tres veces a lo largo de la jornada.

Si quisiéramos poner un ejemplo, sería tan sencillo como sacar la calculadora. Luna, por ejemplo, es una perrita beagle adulta, que pesa 11 kilos. Aplicando la fórmula anterior, tendría que comer unos 90 gramos de pienso en tres veces, sumando un total de 275 gramos durante todo el día.

Cómo distribuir las comidas en cachorros

Esta norma de dos o tres veces al día, no se aplica de la misma manera en los perros más pequeños. Lo primero que debes tener claro es que los cachorros no deben separarse jamás de sus madres ni hermanos en la cuarentena, ya que podría suponerle problemas tanto inmunológicos como de comportamiento y sociabilidad.

A partir de la sexta semana, y sin eliminar la leche materna hasta que la madre o el cachorro lo decidan, podemos incluir poco a poco pienso. Lo repartiremos de modo alterno con el calostro, sumando entre 4 y 6 tomas diarias.

Después iremos reduciendo gradualmente estas tomas de pienso, hasta llegar al número que hemos nombrado antes siendo adultos. Por ejemplo, cuando tienen entre dos y tres meses, repartimos el pienso en cuatro comidas diarias. Cuando el perro alcanza los cuatro meses y hasta que llega a la edad adulta (entre 6 y 12 meses), serán tres tomas diarias.

Algunas excepciones a la hora de darle pienso a mi perro

Como hemos dicho antes, la norma general sirve casi para cualquier perro adulto, pero hay algunos momentos en los que debemos manejar mejor la ingesta de pienso. Obviamente, no es lo mismo un perro joven con mucha energía que uno que supere la docena de años y tenga menos actividad.

  • Las perras embarazadas deben tener mayor aporte de pienso, especialmente entre las últimas cuatro semanas de gestación y el periodo de lactancia. Calcula su peso multiplicando por 1’5 o 2 la cantidad habitual.
  • Los perros más mayores, cuando empiezan a tener una vida más sedentaria, tienen una tendencia normal a engordar. En tal caso, lo mejor es reducir la cantidad de pienso que comen al día alrededor de un 20%.
  • Cuando un perro tiene un peso por debajo de su idoneidad, por cualquier motivo, debemos aumentar su ingesta de pienso. Es importante no sobrecargar al animal, solo incrementarlo un poco hasta que vaya recuperando su peso.
  • De la misma forma, los perros con sobrepeso deben reducir el consumo de pienso. Igualmente, nada de dejar hambriento a nuestra mascota, solo bajar un poco los números o utilizar piensos especializados hasta lograr un peso ideal.
  • Como hemos dicho antes, habrá una diferencia entre los perros activos y los más tranquilos. Aunque pesen igual, no pueden comer lo mismo un galgo al que le gusta correr en el parque canino que un labrador al que le gusta mucho el sofá de tu salón.
  • Por último, también tendremos que vigilar la alimentación de los perros esterilizados. Su ingesta de pienso debe ser algo menor, ya que pueden tener más hambre y un metabolismo diferente. También existen piensos especializados para ellos.
Envío GRATIS

en pedidos superiores a 30€

100% Pago Seguro

PayPal / MasterCard / Visa

REGALO SEGURO en pedidos

superiores a 60€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies