comprar pienso para perros

No olvides alimentar bien a tu mascota también en vacaciones

Las vacaciones nos cambian la rutina por completo. hacemos cosas distintas, vamos a lugares diferentes y también comemos de forma distinta a como lo hacemos durante todo el año. El problema de esto es que también le sucede lo mismo a nuestra
Por eso, tanto si te vas de viaje con tu perro o tu gato como si los dejas en casa, lo cierto es que no debes descuidar la alimentación de tu mascota cuándo te vas de vacaciones. Una alimentación diferente podría acabar produciendo a tu animal de compañía algún tipo de problema. Del mismo modo, un cambio en los hábitos alimenticios podría acabar trastocando su tránsito intestinal.

Consejos para alimentar a tu mascota en verano

En primer lugar, tienes que tener claro si vas a llevarte contigo a tu perro o tu gato de vacaciones. Si este es el caso, tienes que tener en cuenta que no basta con tener un transportín en el que llevar a tu mascota. También vas a necesitar llevar el pienso necesario para que, durante los días que vas a estar fuera, puedas darle de comer. Ten en cuenta que si vas a ir a otro lugar de España, puede ser fácil encontrar el mismo pienso. Sin embargo, en ciertos países puede ser muy difícil encontrar el mismo tipo y en algunos, iincluso, puede incluso ser difícil o caro encontrar comida específica para tu animal.

 

Por  eso, debes de tener en cuenta al lugar al que te vas a ir estas vacaciones con tu mascota. De esta forma, en la medida de lo posible, puedes prever llevar contigo pienso o informarte antes de ir sobre lo accesible o no qué es en el lugar de destino. Sin embargo, no sólo debes tener en cuenta la accesibilidad pienso. También hay que tener en cuenta los demás productos que pueda necesitar nuestra mascota y que puede ser que no sean accesibles.

 

Por ejemplo, si tenemos cobayas o conejos, es muy probable que les vayamos a dar verduras y frutas de manera regular. Sin embargo, en países como por ejemplo Japón o EEUU puede ser difícil acceder en ciertos lugares a verduras frescas y de calidad que sean baratas. Esto podría complicarte el viaje.

 

También deberías tener en cuenta que es muy probable que los hábitos alimenticios de tu mascota cambian. Esto puede deberse tanto al desfase horario que pueda ver como también a una diferente temperatura y al hecho de no estar en casa. No es infrecuente que, al igual que nos pasa a los humanos, hay ciertas alteraciones digestivas cuando cambiamos de lugar. Aunque solo sea el agua también les puede afectar.

 

En  el caso de que optes por no llevar a tu mascota contigo de vacaciones, tienes que prever cómo va a producirse su alimentación durante el verano. En ocasiones, tenemos mascotas que están acostumbradas a comer varias veces al día. Desde luego, si este es tu caso y tienes a alguien que puede darles la misma comida y la misma cantidad de veces al día que la que tú lo hacías sería ideal.

 

No obstante, hay ocasiones en la que esto no es posible. En el caso de que vaya a venir una persona una vez al día o varias veces a la semana a tu casa a ponerle comida a tu mascota debes indicarle cuál es la cantidad necesaria. Si no se lo indicas y no sigue las instrucciones, tu animal podría acabar con sobrepeso o con hambre.

 

Piensa que otra de las posibilidades que tienes a tu disposición son los dispensadores de comida. Funcionan dispensando pienso u otro tipo de comida que les hayamos cargado de forma que los animales no se lo coman todo de golpe. Esto, el comérselo todo de golpe, puede ser uno de los grandes problemas que tienen las mascotas que se quedan solas durante el verano. Evítalo.