¿Por qué no come mi perro?

Por si ellas fueran, nuestras mascotas estarían comiendo todo el tiempo pero claro, debemos cuidarlas y es necesario que solo le demos la comida necesaria para una correcta alimentación. Eso sí, no pasa nada con premiarla con alguna chuche de vez en cuando pero ¿qué está pasando cuando tu perro no come ni tan siquiera su pienso favorito? ¡saltan las alarmas!

Lo primero que debes hacer es, sin duda, llevarlo al veterinario a las 48 horas de que observes que no ha ingerido ningún alimento. Y la cosa puede ser peor si ni tan siquiera ha bebido agua lo cual podría llevarle a deshidratarle. No es algo normal que un perro no coma, ¡con lo que les gusta! Así sí que puede tener algún que otro problema que es necesario que sepas o, al menos, intuyas…

Lo ideal y esperemos que sea por eso es que tu perro ha terminado harto de la comida que le das, es necesario que le cambies el pienso a un pienso de calidad para perros. ¿Te has fijado quizás si su paquete de pienso actual está caducado? Igual este simple hecho le va a ayudar a volver a comer. Pero si es por eso puede tener algún problema más serio que merece la pena su revisión y diagnóstico por un veterinario.

Problemas en el aparato digestivo

Una de las causas por las cuales tu perro puede no estar comiendo es, quizás, porque está incubando algún virus como nos pasa a las personas, como puede ser alguna gripe y es preciso que le haya quitado las ganas de comer. Hay perros que por algún motivo han tenido una digestión difícil con su comida normal, necesitan expulsarla pero no pueden y de ahí a que estén sin comer incluso días hasta que pueden desprenderse de ese “tapón” que les está agobiando.

Los cambios de comedero o las mudanzas puede ser otra de las causas por las que tu perro no come, todos debemos acostumbrarnos a los cambios pero también pueden haber otros problemas más serios detrás. Quizás se ha tragado algo jugando o por simple curiosidad que no puede expulsar de forma normal, por eso es imprescindible que el veterinario le haga una radiografía y pueda intuir que tiene y cómo eliminarlo.  En algunas ocasiones, esto puede conllevar a una operación de tu can.

Poniéndonos en lo peor, también puede ocurrir que tu perro tenga un problema de salud serio que preciso operación o tratamiento. La aparición de un problema interno sobre todo en su problema digestivo que, de no tratarlo, podrí conllevar un final fatal y nada deseable para tu perro y, por ende, para ti. Por tanto si tu perro no comes y les has cambiado el pienso y sigue igual, ojo, no tardes más de 48 horas en llevarlo a tu veterinario de confianza.