ejercicios perro

Rutina de ejercicio para que tu animal no engorde

¿Quién dijo que las dietas y el ejercicio eran exclusivos de la raza humana? Cuando el peludito más lindo de la casa está pasado de peso, es hora de ponerlo a mover su gracioso esqueleto. Incluso si está en forma, pero observas que es más del tipo perezoso, también habrá que prevenir una futura obesidad mediante ejercicios para perro pensados para mantenerlos en las mejores condiciones.

En Pienso Profine te ofrecemos el mejor pienso para cada edad de tu can, ya que una alimentación adecuada es parte esencial de su buen estado físico y de salud. ¿Sabías que está en tus manos el crear una dieta adecuada para tu perro?  Consúltanos lo que necesites, lo que nos sobra son respuestas acerca de tus mejores amigos. A continuación te contamos acerca de los mejores ejercicios para perro.

La rutina que todo can debe seguir para no engordar

Una caminata por el parque: durante un promedio de veinte minutos, saca a tu peludo a dar una enérgica vuelta por el parque. A medida que comiences a trotar o que pongas tu bici en marcha, él se ejercitará a tu lado feliz de la vida de acompañarte. Este es uno de los ejercicios para perro que necesita que tomes dos importantes precauciones.

La primera de ellas es nunca hacerlo con cachorros, ya que su esqueleto no está del todo desarrollado y esto podría conllevar a lesiones en su estructura ósea o en sus cartílagos. Por otra parte, dentro de los ejercicios para perro, este es uno en el que debemos tener en cuenta la raza, el tamaño, la edad y el peso del peludito.

Si ves que a los cinco minutos está con la lengua afuera, disminuye la velocidad y no extiendas la actividad por más de dos minutos más. Al día siguiente, evalúa si puedes hacerlo correr un minuto más y así sucesivamente cada día que lleves a cabo este, uno de los más efectivos ejercicios para perro.

Lanzamiento de frisbee o pelota: la ventaja de este, otro de los ejercicios para perro, es que tú no tendrás que hacer nada, excepto lanzar recibir el objeto de la preferencia de ambos. Después de tenerlo un buen rato ajetreado, será hora de la recompensa. Debes recordar la finalidad de la actividad: que no engorde. De modo que las golosinas están prohibidas.

Puedes premiar a tu perro con comida saludable (¿sabías que algunos canes adoran las manzanas?) o albergar la esperanza de que tus efusivos mimos y halagos sean suficientes después de practicar ejercicios para perro.

Un chapuzón en el mar: si tienes acceso a una zona de agua que sea segura, estarás brindándole a tu peludito uno de los más agotadores, y efectivos, ejercicios para perros. Solo ve con él a la playa y deja que el mar obre su encanto. ¡No lo pierdas de vista!

Dogtrekking: una disciplina que se ha puesto especialmente de moda como uno de los ejercicios para perros, es el dogtrekking. Este deporte canino mezcla lo mejor de los tres mundos que conjuga: la relación con tu can, el ejercicio físico y la montaña. Necesitarás un equipo especial, ya que se trata de que amo y can transiten los senderos del trekking unidos por algo así como un cordón umbilical, el cual no es otra cosa que un arnés.

Es recomendable que antes de aventurarte con este, uno de los más gratificantes ejercicios para perro, primero te acostumbres a caminar con él por diversos paisajes. De este modo, cuando llegue el momento de “oficializar” esta relación, él se sienta cómodo a tu lado y esté acostumbrado a recorrer grandes distancias.

¿Qué tal una sesión en la cinta: hay días en los que el frío y la nieve nos dicen “no” a realizar ejercicios para perro a la intemperie. En tales ocasiones, siempre tendremos la posibilidad de subir a nuestro peludo a la cinta y programarle un recorrido. Hazlo de a poco y ten paciencia; es muy probable que al principio no se muestre muy afín a convertirse en un perro con costumbres de gimnasio.