Todo lo que debes saber al comprar camas para tu mascota

Todo lo que debes saber al comprar camas para tu mascota

Las mascotas desarrollan una dinámica en casa similar a la de los seres humanos; despiertan, se alimentan, juegan, descansan y finalmente, duermen al caer la noche. Para lograr cierto orden y mantener las normas de higiene, las camas para mascota se han convertido en un punto clave para la domesticación de estas mascotas, que sin duda forman parte de nuestras vidas.

Las camas para mascotas están diseñadas, por lo general, para perros y gatos, y cumplen la función de proporcionarles un espacio donde puedan descansar, ya que terminan asociándolo como propio con el paso del tiempo. La importancia de contar con camas para mascotas radica en que sirven para delimitar un espacio especial para la mascota, por lo que no buscarán otra alternativa para sus horas de sueño.

Para escoger la cama para mascotas ideal es sumamente importante evaluar las necesidades de la mascota, sus conductas y su tipo de piel. El principal beneficio de este tipo de camas es que se convierten en una barrera térmica para aislar el exceso de calor o frio, dependiendo de la época del año. Durante el verano perros y gatos sufren las consecuencias de las altas temperaturas, por lo que siempre buscarán una superficie que los exponga.

El tamaño y los movimientos antes de comprar la cama de tu mascota

Para escoger la cama para mascotas ideal, es fundamental considerar el tamaño de tu perro o gato antes de adquirir alguna de las alternativas. La mejor manera de asegurarse del tamaño específico es midiendo las proporciones de tu mascota y buscando una opción que sea mayor que esas medidas; esto le dará la sensación de que todo su cuerpo está resguardado. También será importante conocer cómo duerme, la posición que adopta, sus movimientos y todo lo que se pueda tomar en cuenta antes de comprar la cama.

Los movimientos que suele hacer tu mascota serán determinantes para saber qué tipo de cama comprar, ya que algunas descansan estirando su cuerpo, ya que eso les relaja y ayuda al crecimiento normal de su musculatura, esto sucede, por lo general, con más frecuencia en los perros de proporciones medianas o grandes. Por otra parte, está la posibilidad que la mascota duerma contraída, ocupando muy poco espacio y convirtiendo su propio cuerpo en una especie de fuerte.

Algunas mascotas van a preferir un lugar para descansar donde se sientan protegidos, por lo que la forma de la cama será fundamental para proporcionarles esa sensación. De igual forma influirá la ubicación de la cama en relación a los humanos. Hay mascotas que les gusta sentirse acompañadas de sus dueños para dormir, mientras que otras pueden dormir en cualquier lugar sin importar si tienen a algún ser humano cerca.

Beneficios higiénicos de las camas para mascotas

Las mascotas suelen ser una fuente de desechos como pelos y otras partículas, que es preferible acumular en una sola área como su propia cama. Esto facilitará muchísimo los procesos de limpieza e higiene, ya que todo estará en un solo lugar. Por otra parte, el olor jugará un papel muy importante, ya que no solo quedará impregnado en la cama, cosa que será más agradable para todos, sino que, además, le dará el sentido de pertenencia que algunas mascotas desarrollan con sus cosas.

La diferencia entre perros y gatos a la hora de escoger una cama, será la durabilidad de la misma, ya que en el caso de los gatos, suelen arañar las superficies que sean porosas. Para ambos casos es necesario escoger material que no tengan presencia de químicos, ya que estos animales poseen un olfato muy sensible y si se escoge un material con olores o componentes tóxicos, de inmediato esto le generará rechazo, y percibirán los componentes de inmediato.