Shopping Cart

Envío GRATIS en pedidos superiores a 30€

Todo sobre el Síndrome de Wobbler en perros

Todo sobre el Síndrome de Wobbler en perros

Si bien los cuidados continuos y adecuados son imprescindibles para la salud de las mascotas, hay situaciones que escapan de las manos de los cuidadores. El mejor ejemplo lo constituyen las condiciones precedidas por los genes; muchas de ellas predisponen a algunos perros a ciertas enfermedades como el síndrome de Wobbler, que puede incluso causar discapacidad.

El síndrome de Wobbler es un trastorno neurológico que afecta mayoritariamente la capacidad de moverse de los perros. Se trata de una de las condiciones caninas más difíciles de detectar a tiempo, lo que también dificulta su tratamiento. Conscientes de ello, en Pienso Profine hemos creado este artículo informativo para educar a los cuidadores sobre su existencia.

¿Qué es el síndrome de Wobbler?

El síndrome de Wobbler es una espondilomielopatía cervical asociada con varios diferentes trastornos degenerativos crónicos en los perros. Dicho de forma más simple, es una patología ocasionada por la compresión excesiva de la médula espinal y lo nervios que se encuentran en el cuello. También se le conoce como síndrome de tambaleo o CSM por sus siglas en inglés.

Síntomas del síndrome de Wobbler en perros

Inicialmente, los síntomas del síndrome de Wobbler en perros son poco específicos, por lo que es difícil relacionarlos con esta condición. Por lo general, constan de dolor en la cabeza y en la nuca, así como rigidez en esta última. Lamentablemente, suelen pasar desapercibidos como parte de un trastorno neurológico más complejo y terminan empeorando con la edad.

Con el paso del tiempo, los síntomas se vuelven más intensos y sugerentes. Incluyen: andar tambaleante, pasos cortos y con precaución, pérdida de equilibrio que provoca caídas frecuentes y, por ende, dificultad para moverse y levantarse. Los perros con síndrome de Wobbler también pueden tener el cuello duro por la rigidez en la región cervical.

Conforme avanza el síndrome de Wobbler, los perros sufren debilidad y cansancio constantes. Pueden mostrar una pérdida progresiva de la masa muscular en las patas delanteras; esta también puede manifestarse en los hombros. Asimismo, muestran hinchazón en las patas delanteras y traseras, pudiendo desarrollar una parálisis parcial o completa que en muchos casos resulta irreversible.

Diagnóstico del síndrome de Wobbler

Como ya indicamos, el síndrome de Wobbler avanza de forma muy silenciosa, por lo que su diagnóstico temprano es difícil. Una vez que los síntomas aparecen, los veterinarios suelen ordenar estudios de imagen; por ejemplo, rayos X, resonancia magnética, tomografía computadorizada o mielografía. De este modo, podrán visualzar las vértebras cervicales y de la columna de los perros.

Los veterinarios también podrían ordenar la realización de pruebas adicionales para confirmar o descartar su sospecha de síndrome de Wobbler. Estas podrían ser un perfil genético, así como análisis de sangre y de orina completos; con ello, también podrían revelar información sobre el funcionamiento del sistema inmunológico y evaluar otras posibles causas para los síntomas.

Tratamiento para el síndrome de Wobbler

El tratamiento del síndrome de Wobbler consiste en una cirugía, pero dependerá enteramente del grado de avance de la enfermedad. En general, un diagnóstico temprano hace a los perros más aptos para someterse a la cirugía con posibilidades de recuperarse. Pero cuando ya ha progresado, esta vía puede empeorar el trastorno e incluso ocasionar la muerte del animal.

El objetivo de la intervención quirúrgica es aliviar la presión en la médula blanda de la región cervical que ocasiona los síntomas. Los perros con síndrome de Wobbler que se sometan a ella deben cumplir con un reposo de 2 a 3 meses con monitoreo del veterinario. Lo ideal es que pasen dicho período sobre superficies suaves como almohadas o colchones a fin de evitar golpes o movimientos bruscos.

¿Se puede prevenir el síndrome de Wobbler?

Hablar de prevención del síndrome de Wobbler es un poco difícil ya que no se conocen a ciencia cierta sus causas. Es un hecho que los genes tienen una gran cuota de responsabilidad y que luchar contra ellos es un gran desafío; sin embargo, los cuidados básicos recomendados por los veterinarios para los perros servirían para retrasar su progreso en caso de existir riesgos.

De modo que la estrategia preventiva contra el síndrome de Wobbler consiste básicamente en fortalecer su sistema inmunológico; también ayudaría desarrollar su fortaleza física. Así, los perros pueden lidiar mejor con su condición y ganar tiempo para la posibilidad de un tratamiento. Pero, sobre todo, importa un diagnóstico temprano que permita tomar acciones a tiempo.

Envío GRATIS

en pedidos superiores a 30€

100% Pago Seguro

PayPal / MasterCard / Visa

REGALO SEGURO en pedidos

superiores a 60€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies