perro policía

Cómo se alimentan los perros policía y de alto rendimiento

¿Te acuerdas de “Rex, un policía diferente”? Para muchas generaciones aquel incónico pastor alemán de la policía alemana pasaría como el perro policía por excelencia. Sin embargo, los perros policía no son un concepto propio de las series de ficción. En aeropuertos y estaciones los podemos ver muy a menudo.

Las funciones que debe hacer un perro policía son muy variadas: descubrir drogas, oler bombas, detectar olores extraños que puedan tener algún tipo de repercusión para la seguridad… En ocasiones se espera de ellos simplemente que se abalancen sobre algún sospechoso y lo inmovilicen en el suelo para que un agente pueda actuar.

Como vemos, todas estas acciones que realizan habitualmente los perros policía son altamente demandantes en términos de energía y de capacidades intelectuales. Es por eso que hay dos hechos claros sobre los perros policía: Por una parte, no vale cualquier raza para esta función, ya que deben ser perros lo suficientemente corpulentos como para poder bloquear o ayudar a bloquear a una persona y lo suficientemente inteligentes para poder hacer todo lo que se les pide.

Los perros policía tienen un alto nivel de exigencia

El otro requisito que debe cumplir un buen perro policía es alimentarse de forma correcta, ya que la alimentación de un perro de élite es fundamental para conseguir que esté al máximo. Un perro policía no tiene tiempo para estar sentado en el salón jugando o dormitando, ya que es, claramente, un pero que se esfuerza y tiene un horario de trabajo similar al de un humano.

Para ello, es necesario que los piensos y la alimentación que tomen sea las adecuadas. Por ejemplo, uno de los piensos que suelen tomar muchas veces los perros policía son los piensos Profine Energy Chicken. Este pienso a base de pollo proporciona a los perros policía todos los nutrientes necesarios para realizar la actividad tan exigente que suelen hacer.

Además, este pienso Profine Energy Chicken está enriquecido con patatas para que la dieta del perro policía sea aún más completa que si únicamente ingiriese pollo. De hecho, la concepción de este tipo de piensos se basa en un análisis nutricional pormenorizado de las necesidades calóricas y vitamínicas de este tipo de perros. Así, en él no encontramos sólo pollo y patatas sino también manzanas secas, aceite de salmón, levadura de cerveza y tomates. Todo lo ideal para mejorar la dieta de un perro policía con un alto nivel de exigencia.